BonCrecer en un diario online para bebés que permite ser personalizado facilmente por los padres y compartirlo de una forma segura.
X

Curvas de crecimiento del bebé

Las curvas de crecimiento se utilizan para ayudar a comparar a los padres y médicos el peso y estatura (también se comparan otra dimensiones como el perímetro craneal por ejemplo) de sus hijos en relación al resto de niños de la misma edad. Las curvas de crecimiento son útiles porque permiten realizarle al niño un seguimiento durante su infancia e identificar algún posible problema de salud relacionado con su crecimiento.

Estas curvas de crecimiento nos indican también en función de la edad y del sexo el porcentaje aproximado de niños que pesan o miden una determinada magnitud.

Tradicionalmente han existido diferentes curvas de crecimiento asociadas a cada país (o región). Estas curvas al realizarse con una muestra limitada a la región en estudio podían reflejar en algunos casos anomalías de crecimiento propias de esa comunidad. Recientemente la OMS publico unas curvas de crecimiento realizadas sobre muestras de niños de diferentes países, llegando a la conclusión de que no existían diferencias considerables en función del origen del niño. Lo más importante de estas curvas de crecimiento de la OMS es que se han calculado sobre una muestra controlada de niños “sanos”, que viven en un entorno adecuado, alimentados los primeros meses de vida con lactancia materna y con una alimentación balanceada el resto de los años.

Las curvas de crecimiento de la OMS (desde el nacimiento a los 5 años) son las que se utilizan para el cálculo de percentiles de peso y altura en BonCrecer.

Como interpretar las curvas de crecimiento

Dada una medición (por ejemplo peso en kg) y la edad del niño (en días o meses desde el nacimiento), la curva de crecimiento nos da el percentil correspondiente. Por ejemplo, si las curvas nos indican que el niño se encuentra en el percentil 60 esto se interpreta que el 60% de los niños pesa igual o menos y que un 40% delos niños pesa igual o mas. Esto mismo se aplica para cualquier otra dimensión como la altura o el perímetro craneal.

La interpretación de un valor de percentil muy bajo o muy alto debe realizarla exclusivamente el pediatra. Este analizará además de la medición puntual la permanencia en percentiles extremos en el tiempo o el cambio bruscos (y tendencias) de percentil con el transcurso del tiempo, entre otros factores.